Se habla mucho de lo importante que es ingerir omega 3 y ácidos grasos monoinsaturados como el omega 9, pero surge una pregunta ¿Qué sucede si faltan estos ácidos grasos en la dieta y dónde encontrarlos?

Algunas de las consecuencias por la no ingestión de estos ácidos grasos:

Defensas bajas con mayor riesgo de enfermar por cualquier causa, pues el omega 3 y el omega 9 cumplen un rol importante en el fortalecimiento del sistema inmunológico, así como también, como antioxidante que ayuda a reducir el efecto de diferentes agentes estresantes.


Problemas cardiovasculares debido a que el omega 3 y el omega 9 pueden proteger de procesos inflamatorios en nuestras arterias y reducir el riesgo de aterosclerosis. Asimismo, este tipo de grasas disminuyen el colesterol malo (LDL) e incrementan el colesterol bueno (HDL).


Problemas de memoria, concentración y déficit de atención los ácidos grasos omega 3 influyen en la función cognitiva.


Cambios de humor y depresión. El déficit de omega 3 puede afectar el correcto funcionamiento del cerebro, así como las conexiones neuronales, repercutiendo en la función cognitiva.


Sequedad en la piel, aparición de eczemas y caída del cabello a causa de la falta de un buen antioxidante y lípidos que protegen cada una de las células del cuerpo como es el omega 3 y el omega 9. Se sabe que el omega 9 cuida y protege la piel, por dentro y por fuera.

Como podemos ver, el omega 3 no debe faltar en nuestra dieta diaria, pues las consecuencias de su déficit en el organismo pueden afectar no sólo funciones cardíacas y vasculares sino también cerebrales, cognitivas e incluso nuestra estética, recuerde que el omega 3 es un ácido graso esencial, lo que quiere decir que no somos capaces de fabricarlo solo se puede obtener a través de la dieta.

 

Fuentes vegetales de omega 3: Semillas y los aceites vegetales que se extraen de estas: Linaza, aceite de onagra, nueces, aceite de oliva, aceite de sésamo, quínoa, soja, semillas de chía, almendras, verdolagas y espinacas.
Fuentes vegetales de omega 9: Aceite de oliva, aceite de aguacate y frutos secos.

 

Ozolife Softgels® (Botes de 60 cápsulas de 1,2g)

SKU: 284215376135191
38,24 €Precio
  • OZOLIFE SOFTGELS

    Es un complemento alimenticio en forma de cápsulas de gelatina de 1,2g, su activo fundamental es una fracción de aceite de girasol primera presión en frio compuesto básicamente por glicéridos hiperoxígenados de los ácidos grasos linoleico, oleico y palmítico obtenidos mediante un tratamiento previo con oxigeno-ozono con un índice de peróxido final de 500MeqO2/kg, adicionalmente contiene una mezcla de aceites vegetales con alto contenido de omega 3 y ácidos grasos monoinsaturados (omega 9), también forma parte de este producto algunos antioxigenantes naturales. Ozolife Softgels®, cumple con todos los registros sanitarios de la unión europea.

     

    Información nutricional

    Por 3 cápsulas

    Por 100g

    Aceite de oliva virgen
    (1ª presión en frío)
    Olea europarea L.

    3000 mg

    83,01 g

    Aceite de girasol (1ª presión en frío) con índice final de peróxidos 500 meqO2 / kg
    Helianthus annuus L.

    600 mg

    16,84 g

    Energía

    36,69 kcal / 153,36 kj

    730,91 kcal / 3055,2 kj

    Grasas

    3,6 g

    71,73 g

    de las cuales saturadas

    0,51 g

    10,42 g

    de las cuales monoinsaturadas

    2,37 g

    47,50 g

    de las cuales poliinsaturadas

    0,69 g

    13,79 g

    Carbohidratos

    0g

    0g

    de los cuales azúcares

    0g

    0g

    Proteínas

    1,08g

    21,32g

    Sal

    0g

    0g

    Ácidos grasos Omega-3

    0,03g

    1,24g

    Ácidos grasos Omega-9

    2,33g

    64,88g

     

     

     

     

     

    Existen reportes del uso médico de los aceites ozonizados desde 1859,(1) con esta nueva formulación hemos querido sobreañadir un efecto antioxidante a nuestro complemento, previniendo así todas aquellas enfermedades producidas por el estrés oxidativo, también ayudar a fortalecer el sistema inmune, otra importante función de Ozolife Softgels® es su poder germicida muy útil en enfermedades provocadas por protozoos como la Giardia Lamblia (2), y en infecciones bacterianas como las provocadas por el Helicobacter pylori (3,9); por su poder antiinflamatorio y regenerativo puede ser usado como adyuvante en las inflamaciones de la mucosa gástrica como la gastritis, úlceras pépticas (2), infecciones intestinales. (4) La estabilidad de los preparados ozonizados ha permitido el desarrollo de formulaciones convencionales para su uso clínico (5) como es el caso de Ozolife Softgels®. El estudio más profundo de los efectos biológicos de estos preparados reforzará las bases científicas de su empleo en diferentes patologías. (5)

    Se habla mucho de lo importante que es ingerir omega 3 y ácidos grasos monoinsaturados como el omega 9, pero surge una pregunta ¿Qué sucede si faltan estos ácidos grasos en la dieta y dónde encontrarlos?

    Algunas de las consecuencias por la no ingestión de estos ácidos grasos:

    Defensas bajas con mayor riesgo de enfermar por cualquier causa, pues el omega 3 y el omega 9 cumplen un rol importante en el fortalecimiento del sistema inmunológico, así como también, como antioxidante que ayuda a reducir el efecto de diferentes agentes estresantes.


    Problemas cardiovasculares debido a que el omega 3 y el omega 9 pueden proteger de procesos inflamatorios en nuestras arterias y reducir el riesgo de aterosclerosis. Asimismo, este tipo de grasas disminuyen el colesterol malo (LDL) e incrementan el colesterol bueno (HDL).


    Problemas de memoria, concentración y déficit de atención los ácidos grasos omega 3 influyen en la función cognitiva.


    Cambios de humor y depresión. El déficit de omega 3 puede afectar el correcto funcionamiento del cerebro, así como las conexiones neuronales, repercutiendo en la función cognitiva.


    Sequedad en la piel, aparición de eczemas y caída del cabello a causa de la falta de un buen antioxidante y lípidos que protegen cada una de las células del cuerpo como es el omega 3 y el omega 9. Se sabe que el omega 9 cuida y protege la piel, por dentro y por fuera.

    Como podemos ver, el omega 3 no debe faltar en nuestra dieta diaria, pues las consecuencias de su déficit en el organismo pueden afectar no sólo funciones cardíacas y vasculares sino también cerebrales, cognitivas e incluso nuestra estética, recuerde que el omega 3 es un ácido graso esencial, lo que quiere decir que no somos capaces de fabricarlo solo se puede obtener a través de la dieta.

     

    Fuentes vegetales de omega 3: Semillas y los aceites vegetales que se extraen de estas: Linaza, aceite de onagra, nueces, aceite de oliva, aceite de sésamo, quínoa, soja, semillas de chía, almendras, verdolagas y espinacas.
    Fuentes vegetales de omega 9: Aceite de oliva, aceite de aguacate y frutos secos.

     

<!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
<script async src="https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-128234926-1"></script>
<script>
  window.dataLayer = window.dataLayer || [];
  function gtag(){dataLayer.push(arguments);}
  gtag('js', new Date());

  gtag('config', 'UA-128234926-1');
</script>

 

Tel. +34 634 03 27 21

       +34 928 68 90 19

Doy mi autorización a WMM para enviarme información a través de mis datos de contacto según el GDPR.

© 2018 by WMM. Proudly created with Wix.com